Síguenos en Twitter Únete a nuestro grupo en LinkedIn
 
Ir a la Portada
 
Catálogo de Cursos y Seminarios
 
Centro de Capacitación
 
Biblioteca de artículos
 
Newsletter de SHT
 
Quiénes somos
 
Contacto

 

  Diplomado Internacional en Coaching Ontológico  
 
 
     
 
Búsqueda personalizada
 
     
 
 
     
 
Diego Ferrero OPINION EXPERTA
¿Hacia un nuevo rol del consultor de procesos?
Por Diego Ferrero
 
     
 

La verdad es para el consultor de procesos su peor pesadilla. Este no resulta ser ajeno al común denominador de la mayoría de los mortales. Tener la razón es una manera de estar en paz con uno mismo. La razón de las causas analizadas debe tener una estrecha relación con las consecuencias manifestadas. Esta es una premisa básica.

Sin embargo, la historia nos ha demostrado que el ser humano, en su irrefrenable búsqueda de la Verdad, cometió las peores atrocidades que se recuerden; tan solo pensar en el modelo de universo propuesto por Ptolomeo, que demoró el progreso de la ciencia en casi siete siglos.

Como consultores de procesos, buscar la Verdad no debe ser la meta. En todo caso nuestra función se remite a entender e interpretar los diferentes fenómenos que se desarrollan dentro de una empresa, para luego proponer una alternativa de mejora que, bajo determinadas condiciones, produzca un aumento en la rentabilidad del negocio.

Buscar el entendimiento de algo para luego interpretarlo, no es lo mismo que buscar la verdad. En todo caso lo que buscamos es uno de los elementos esenciales que hacen a la hermenéutica: La aleteheia. A diferencia del término en latín verita, que significa correspondencia entre las palabras y las cosas, el término aletheia, designa lo que se devela, lo que se muestra.

Visto de esta manera, la consultoría debe sacar el velo de aquello que se esconde y que forma parte del proceso. La verdad debe ser una construcción entre la empresa y el consultor. Este último debe comprender todas las variables que hacen al negocio analizado y debe exponer sus conclusiones despojado de los vicios que acarrea el empresario. En la medida en que el consultor se aleje de la mirada del cliente, sesgada por la rutina, la construcción de la solución a proponer se verá enriquecida por el aporte de ambos.

En este nuevo rol que nos toca cumplir a los que ejercemos la consultoría, se incorporan otras disciplinas, además de la ingeniería, que convergen para ayudar a entender e interpretar diferentes situaciones y contextos empresariales. Así entran en escena la filosofía, la psicología o la sociología. De manera que ya no estamos solos. Esa multiplicidad de miradas hacia el proceso hará que las soluciones a encontrar se vean enriquecidas, logrando aquello que todo empresario busca cuando contrata a un consultor: aumentar la rentabilidad de su negocio.

 
 
 
 

Diego Ferrero es Lic. en Administración Agraria y especialista en temas de reingeniería de procesos. Es Director de Manufacturing People, consultora especializada en reingeniería de negocios. Su carrera profesional se desarrolló como gerente de operaciones en Ronalflex SRL, gerente de compras en La Salteña S.A., gerente de abastecimiento en Pillsbury Argentina S.A. y jefe de compras en Refinerías de Maíz S.A., división industrial. Es autor del libro Las Reflexiones de Casimiro, Historias de Fábrica, novela acerca de la administración estratégica.

 
     
 
¿Quiere enviarle un mensaje al autor?
 
 
     
  Mi Nombre y Apellido:
  Mi dirección de e-mail:
  Autor:
  Artículo:
  Mi mensaje:
   
 
     
 
Búsqueda personalizada
 

 

 
Desarrollo de Competencias y Coaching Empresarial
 
Curso Dirección Estratégica
 
Dossier de Coaching - Descarga Gratis
 
 
 
     
 
© 2001 - 2010. Todos los derechos reservados. La reproducción de los contenidos de este sitio está permitida con el debido acuerdo por escrito de Ser Humano y Trabajo.
E-mail: info@serhumanoytrabajo.com