Catálogo de Cursos y Seminarios
 
Newsletter de SHT
 
Quiénes somos
 
Contacto

 

 

 

  Diplomado Internacional en Coaching Ontológico Mexico  
 
 
HUMOR LABORAL
Perros habilidosos
 
     
 

Esta historia muestra cómo los perros logran aprender de sus amos. Cinco hombres alardeaban sobre la inteligencia de sus perros. El primero era ingeniero, el segundo contador, el tercero químico, el cuarto experto en informática, y el quinto empleado público.

Para alardear, el ingeniero llamó a su perro:

– Escuadra, ¡haz tu rutina!

Escuadra trotó hasta un escritorio, tomó un trozo de papel y un lapicero, y rápidamente dibujó un círculo, un cuadrado y un triángulo.

Todos admitieron que esto era casi increíble.

Pero el contador dijo que su perro podía hacer algo mejor. Llamó o a su perro y le ordenó:

– Formulario, ¡haz tu rutina!

Formulario fue hasta la cocina y regresó con una docena de galletas. Las dividió en cuatro pilas iguales de tres galletitas cada una.
Todos admitieron que era genial.

Pero el químico dijo que su perro podía hacer algo mejor.

– Medida, ¡haz tu rutina!.

Medida se levantó, caminó hasta el refrigerador, tomó un cuarto litro de leche y un frasco de esencia de vainilla, buscó un vaso mediano y lo llenó hasta la mitad de leche sin volcar ni una gota, y agregó con toda precisión tres gotas de esencia.

Todos admitieron que esto era muy impresionante.

El experto en informática sabía que podría ganarles a todos.

– Disco Rígido... ¡Enter!.

Disco Rígido atravesó el cuarto y buteó la computadora, controló si tenía virus, optimizó el sistema operativo, controló la cuenta de correo, y finalmente instaló un jueguito excelente y novedoso.

Todos sabían que esto era muy difícil de superar.

Entonces, los cuatro hombres miraron al empleado público, que distraídamente leía el diario, y le dijeron:

– ¿Qué puede hacer tu perro?

El empleado público llamó a su perro, que estaba tirado dormitando al sol, y dijo:

– Descanso, ¡si estás de humor haz tu rutina, pichicho!

Descanso se paró negligentemente de su cómodo descanso, se comió las galletitas, se tomó la leche, usó la hoja de papel para limpiarse el hocico, borró todos los archivos de la computadora, acosó sexualmente a los otros cuatro perros, alegó que al hacer esto se había lastimado la espalda, interpuso una demanda por condiciones insalubres de trabajo, reclamó mayores sueldos para los trabajadores, y se fue a su casa con licencia por enfermedad de seis meses.

 
 
Certificacion en Coaching Persoanl y Empresarial
     
Desarrollo de Competencias y Coaching Empresarial

Consultor, entrenador, conferencista

 
 
© 2001 - 2013. Todos los derechos reservados. La reproducción de los contenidos de este sitio está permitida con el debido acuerdo por escrito de Ser Humano y Trabajo.
E-mail: info@serhumanoytrabajo.com