Catálogo de Cursos y Seminarios
 

 

 

Newsletter de SHT
 

 

 

Quiénes somos
 

 

 

Contacto

 

 

 

  Diplomado Internacional en Coaching Ontológico Mexico  
 
     
 
Diego Ferrero
MANAGEMENT
Cómo la falta de visibilidad
impacta en la rentabilidad (Parte II)

Por Diego Ferrero
 
     
 

El artículo “Cómo la falta de visibilidad impacta en la rentabilidad – Parte 1”, lo inicié con una premisa básica y elemental: “cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa”. Decía que los procesos deben ser diseñados teniendo en cuenta la visibilidad, de modo tal que una rápida mirada hacia cualquier sector de la planta, nos devuelva el estado de salud de la misma. Altos stocks de productos semielaborados al pie de cada centro de trabajo; altos niveles de scrap desparramados en cada rincón; elementos de seguridad mal señalizados o sepultados por todo tipo de desperdicios, no son síntomas de buena salud.

También decía que, no habiendo contemplado la visibilidad desde un principio en el diseño de un proceso, será necesario “hacer visible artificialmente lo que no puede verse a simple vista”. Esta última podría pensarse como una acción correctiva sobre el proceso en cuestión. Las políticas de reducción de inventarios, las mejores prácticas de manufactura, los balances del flujo de materiales a los cuellos de botella, los programas de reducción de desperdicios son, en definitiva, medidas que nos permiten lograr un mayor grado de visibilidad.

Hasta aquí me he referido a la visibilidad en un sentido físico, indicando cómo el desorden afectará tarde o temprano a la rentabilidad del negocio.

Ahora bien, es posible ir un poco más allá y aplicar los mismos conceptos (visibilidad y visibilizar) en el ámbito de la estrategia. Muchas de las pequeñas y medianas empresas crecieron de manera desordenada, transformándose con el paso del tiempo en empresas consolidadas en sus mercados, con productos reconocidos y aceptados por los consumidores. Sin embargo, a la hora de analizar las estrategias seguidas se desprende que la acción de proyectar un futuro posible es una de las materias pendientes para la mayoría de ellas.

No todas las empresas tienen un pronóstico de ventas proyectadas por familia de artículos o por artículo (SKU); tampoco hay demasiadas que tengan un programa de evaluación de clientes o un programa de evaluación y selección proveedores, o un presupuesto de mantenimiento proyectado (el dinero que se va a necesitar para trabajos de mantenimiento durante el período fiscal), o un programa de mantenimiento (preventivo o predictivo).

La lista es extensa, pensemos tan solo en lo que representa la planificación de la producción para una empresa. Qué, cómo y cuándo se produce, son preguntas cuyas respuestas se deben tener muy en claro y, asociado a ellas vienen las otras, como por ejemplo, qué tecnologías se requieren para nuestros productos y cuáles deben ser las aptitudes de la fuerza laboral.

Todo lo anterior se confabula para obstaculizar el camino que la empresa debe seguir hacia adelante. Es evidente que el concepto de la falta de visibilidad también es aplicable a este aspecto de la administración de la empresa. No ser capaces de ver más allá del día a día, como consecuencia de los obstáculos del camino (falta de capacitación, falta de compromiso), nos transforma en conductores que, privados de la visión de largo plazo, llevamos a la empresa por un camino de incertidumbre.

Debemos, entonces, hacer visible el camino a seguir, definiendo el estado futuro competitivo que deseamos alcanzar como organización. En este sentido, será necesario delinear varios aspectos que hacen a la estrategia de la empresa en el corto, mediano y largo plazo. Habrá que visualizar desde dónde se parte (diagnosticar) y diseñar una hoja de ruta que nos muestre hacia dónde iremos, cuáles serán los recursos con los que contamos y qué esperamos de ese futuro.

En definitiva, escribir acerca de la visibilidad en la estrategia, no es otra cosa que escribir sobre el planeamiento estratégico de la empresa. La visibilidad se logra cuando tenemos en claro hacia dónde nos dirigimos, y esta es una tarea de exclusiva responsabilidad de la alta dirección de la compañía.

 
 
 
 
Diego Ferrero es Lic. en Administración Agraria y especialista en temas de reingeniería de procesos. Es Director de Manufacturing People, consultora especializada en reingeniería de negocios. Su carrera profesional se desarrolló como gerente de operaciones en Ronalflex SRL, gerente de compras en La Salteña S.A., gerente de abastecimiento en Pillsbury Argentina S.A. y jefe de compras en Refinerías de Maíz S.A., división industrial. Es autor del libro Las Reflexiones de Casimiro, Historias de Fábrica, novela acerca de la administración estratégica.
 
     
 
Certificacion en Coaching Persoanl y Empresarial
 

 

 

 

 

 

 

Desarrollo de Competencias y Coaching Empresarial

 

 

 

 

 

 

 

FORMACION PROFESIONAL EN COACHING ONTOLOGICO

 
   
El Coaching Ontológico es una disciplina emergente que permite colaborar con las personas, los equipos y las organizaciones para que se hagan cargo de los nuevos desafíos que nos presenta el mundo actual, cambiando aquellas prácticas que les causan inefectividad y malestar, por otras que permitan generar entornos de confianza y entusiasmo, incrementando la calidad y la efectividad en los distintos ámbitos de la vida cotidiana.

Este programa de formación no está enfocado solamente a transmitir información, sino a generar nuevas posibilidades de ser y hacer. No se trata sólo de entregar herramientas, sino de formar profesionales capaces de utilizar dichos instrumentos con la conciencia de que lo fundamental para el logro de un resultado no es la herramienta, sino quien la utiliza. Entendemos el aprendizaje como transformación, cambio y capacidad de acción.

Objetivos

Desarrollar en los participantes las competencias claves requeridas para su formación como capacitadores y consultores organizacionales, a través de la transferencia de conocimientos, experiencias, metodologías, técnicas y herramientas que desarrollen su efectividad como profesionales del campo de la capacitación y la consultoría empresarial.

  • Incorporar destrezas de inteligencia emocional.

  • Desarrollar recursos y habilidades para el logro de resultados.

  • Disolver conflictos y estados emotivos bloqueantes.

  • Observar creencias propias y del sistema que limitan la efectividad.

  • Adquirir competencias conversacionales para la coordinación de acciones y una comunicación clara.

  • Desarrollar destrezas de liderazgo y trabajo en equipo.

  • Acompañar a profesionales y ejecutivos a través del coaching individual y empresarial.

  • Aprender a rediseñar conductas que permitan expandir tu poder de acción.

  • Lograr una mejor calidad de vida, con mayor efectividad y bienestar.

Ver más información aquí
 

 
 

© 2001 - 2013. Todos los derechos reservados. La reproducción de los contenidos de este sitio está permitida con el debido acuerdo por escrito de Ser Humano y Trabajo.
E-mail: info@serhumanoytrabajo.com